miércoles, 31 de marzo de 2010

Evangelios apócrifos que hablan de la muerte y resurección de Jesús


Vas a morir… y regresar

“¡Oh Señor Jesucristo!, permíteme a mí, Karino, que exponga las maravillas que obraste en los infiernos.”
-Actas de Pilatos-

Evangelio de Pedro: Descubierto en 1886 dentro de la sepultura de un monje cristiano de Akhmim (Panápolis, Alto Egipto). Hoy se encuentra en el Museo de Gizeh. La copia que ha llegado hasta nuestros días es un pergamino en forma de libro que data del siglo VIII aproximadamente. Sin embargo, Serapión, obispo de Antioquia y Orígenes (ambos de finales del siglo II) ya lo mencionan en sus escritos. Posteriormente Eusebio de Cesárea lo critica duramente, mientras que Teodoreto Cirense (siglo V) afirma que este apócrifo lo usaban los nazarenos.
Actas de Pilatos (Evangelio de Nicodemo): San Justino (año 150) dice haber conocido ciertas Actas de Pilatos. Igualmente Tertuliano (año 200) y Eusebio de Cesárea (año 312). Parece ser que fueron re escritas. Así lo testifica San Epifanio (finales siglo IV), Orosio (siglo V) y Gregorio de Tours (siglo VI). Comprende de dos partes, perfectamente independientes. El autor es un tal Ananías. Las copias que se tiene son del siglo XI al XV.
Declaración de José de Arimatea: Es un resumen de las Actas de Pilatos. Estuvo muy en boga durante la Edad Media. La copia hallada es del siglo XII.
Sentencia de Pilatos: Contenido en un manuscrito italiano del Archivo General de Simancas. La copia que tenemos fue re escrita por un soldado del siglo XVII.
Tradición de Pilatos: Versión oriental de Actas de Pilatos.
Relación de Pilatos: Su título original es Carta de Pilatos a César. La copia que se tiene proviene del siglo VII, que es una reelaboración de un documento bastante antiguo.
Correspondencia de Pilatos a Herodes (y de Herodes a Pilatos): Son dos cartas en donde se han mezclados leyendas medievales.
Muerte de Pilatos: Copia medieval (manuscrito de Milán) que proviene de una fuente aún más antigua.
Venganza del Salvador: Relata la destrucción de Jerusalén por Tito y la historia de Natán y del paño de la Verónica. Hoy se conserva el códice Véneto Marcos y Ambrosio del siglo XIV. El documento original debió remontarse a los tiempos del emperador Claudio.
Evangelio de Bartolomé: De origen copto, escrito en el siglo V.
Evangelio de Bernabé: Manuscrito árabe que menciona a Mahoma como un gran profeta.
• Correspondencia entre Jesús y Abgaro: Existen versiones en diferentes idiomas: siríaco, armenio, griego, latín, árabe, copto y eslavo. Su copia más antigua se remonta al siglo III. Se piensa que fue escrita por un seguidor de Jesús, basándose en tradiciones antiguas verídicas. Alude al controversial Sudario de Turín.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada